Tour Eiffel

Repaso de 10 leyendas urbanas sobre la Torre Eiffel

Miércoles 6 Mayo 2020

Modificado el 06/05/20

Desde su creación, la Dama de Hierro ha sido el centro de numerosos rumores y leyendas. Hemos recopilado y descifrado para usted las leyendas más descabelladas sobre la Torre Eiffel.

Desde proyectos de ampliación, hasta fotografías nocturnas ilegales, pasando por la venta de la Torre... Algunas de estas leyendas son puras invenciones, mientras que otras esconden parte de verdad, ¡se lo explicamos todo!

La Torre reposa sobre gatos hidráulicos o directamente en el Sena

¿Cómo puede mantenerse de pie una torre de 324 metros de altura y que pesa más de 10 000 toneladas? Hay numerosas leyendas que han intentado dar respuesta a esta pregunta: la primera de ellas afirma que la Torre reposa sobre gatos hidráulicos, lo que le conferiría cierta flexibilidad frente a los elementos. Sin embargo, se trató de un dispositivo temporal durante la construcción de los pilares y el primer piso. 

La Torre tampoco tiene los pies en el agua, como se suele decir. Se apoya sobre cimientos de mampostería que están anclados en el suelo seco, sin contacto con el Sena.

Piliers de la tour Eiffel
© Alexandre Nestora

En 1967, la Torre Eiffel tenía que viajar a Montreal

Con motivo de la Exposición Universal de Montreal de 1967, el alcalde de la ciudad, Jean Drapeau, quiso transportar la Torre Eiffel a su ciudad para exponerla durante el evento. Es cierto que se envió una solicitud oficial a Francia y a la ciudad de París, pero no medró.

La forma de la Torre representa un liguero o una A

Ciertas creencias nos llevan a suponer que la Torre Eiffel tiene forma de "A" en homenaje a una mujer de la que Gustave Eiffel se habría enamorado y cuyo nombre empezaba por A, otras afirman que el ingeniero deseaba representar un liguero al revés. Estas significados, por románticos que resulten, son falsos. 

Si la Torre Eiffel tiene una forma particular es únicamente para proporcionarle una buena estabilidad, gracias a su muy escasa resistencia al viento. Aquí tiene más explicaciones sobre su forma.

Tour Eiffel vue depuis le Trocadéro
© E. Livinec

El proyecto de ampliación de la cima

En 2008, los medios de comunicación difundieron masivamente un proyecto arquitectónico de ampliación de la cúspide de la Torre Eiffel con una asombrosa forma de corola. Sin embargo, este proyecto, bautizado "ADN Eiffel" por la empresa Serero Architectes, no había sido solicitado ni previsto por la Société d'Exploitation de la Tour Eiffel, y se había llevado a cabo de forma totalmente hipotética.  

¿Es ilegal fotografiar la Torre por la noche?

En absoluto: es perfectamente legal fotografiar la Torre Eiffel por la noche y conservar en la memoria ese momento único en el que se puede ver el faro que domina París y las luces que iluminan la estructura de la Torre, así como inmortalizar los 5 minutos mágicos durante los que refulge. Está permitido fotografiar y compartir a título personal fotos de la torre Eiffel, tanto de día como de noche.

Esta norma difiere para los profesionales, ya que las iluminaciones y los destellos están protegidos por derechos de autor. La explotación de la imagen de la Torre Eiffel de noche requiere una autorización previa y puede estar sujeta a un pago de tasas. Rogamos a los profesionales que se pongan en contacto con la Société d'Exploitation de la Tour Eiffel, que les indicará las condiciones de explotación de dichas imágenes

Tour Eiffel de nuit
© E. Livinec

Es posible observar el Mont Blanc desde la Torre Eiffel, o contemplar esta última desde Londres

Por supuesto, es imposible ver el Mont Blanc desde la cima de la Torre Eiffel. Desde el 3er piso de la Torre Eiffel (276 metros), se ha calculado la distancia del horizonte a un poco menos de 60 km. 
Aunque es cierto que la contaminación atmosférica con frecuencia imposibilita ver tan lejos, esto no altera en absoluto las vistas espectaculares que ofrecen semejante altitud. 

En un día claro, hasta puede disfrutar de unas vistas incomparables de la Colina de Montmartre, el Bosque de Boulogne, el Mont Valérien, y muchos otros puntos más allá de la circunvalación de París.

Hay otra leyenda urbana reciente según la cual es posible ver la torre Eiffel desde el London Eye de Londres gracias a una reducción de la contaminación, que ofrece vistas más claras. Esta creencia es también falsa; no se trata de la Torre Eiffel, sino de una inmensa antena de teletransmisión de forma similar situada en los suburbios londinenses.

El apartamento secreto de Gustave Eiffel en la cima

En su época, Gustave Eiffel había convertido la cima de la Torre Eiffel en un apartamento personal utilizado como laboratorio para sus experimentos y como despacho para recibir a sus invitados de honor.

Al ser inaccesible al público, este lugar fue durante mucho tiempo objeto de fantasías y muchos rumores lo etiquetaban de apartamento secreto.
En la actualidad, solamente una parte del apartamento se ha conservado; el resto de la superficie está ocupado por locales técnicos. Los visitantes pueden contemplar, desde el exterior, una reconstitución del despacho con estatuas de cera de Gustavo y su hija Claire recibiendo a Thomas Edison.

Bureau de Gustave Eiffel
© E. Livinec

Creación de una mezquita en el 1er piso 

Desde 2011, circula un rumor sobre la existencia de un proyecto de construcción de una mezquita en el 1er piso de la Torre. Sin embargo, no se ha previsto nunca ningún proyecto de este tipo.

Los Estados Unidos obsequiaron la Torre Eiffel a Francia

Según algunas creencias, los EE.UU. regalaron la Torre Eiffel a Francia a cambio de la Estatua de la Libertad, pero no es así. Aunque sí es cierto que existe un vínculo estrecho entre la Torre Eiffel y Estatua de la Libertad, concebida al 100% en Francia.

La Estatua de la Libertad, inaugurada en Nueva York en 1886, fue un obsequio de filántropos franceses a los EE.UU. en homenaje al centenario de la Declaración de la Independencia estadounidense. Fue diseñada por el escultor Auguste Bartholdi. Su estructura interna fue creada y construida por Gustave Eiffel en sus talleres de Levallois Perret, algunos años antes de que emprendiese el proyecto de construcción de su torre de 300 metros. 

Remise de la Statue de la Liberté aux Etats-Unis
© Roger Viollet

El hombre que vendió la torre Eiffel

En los años 20 del siglo pasado, Victor Lustig vendió la torre Eiffel a André Poisson, un hombre poco seguro de sí mismo que deseaba abrirse hueco en el mundo de los negocios. Esta transacción era un timo minuciosamente preparado y resultó un éxito para el estafador, que se esfumó una vez concluido el trato.

Un mes después, Lustig no vaciló en repetir el fraude, pero esta vez no salió como había previsto: fue desenmascarado por un comprador menos crédulo. Si desea saber más sobre a quién pertenece realmente la torre Eiffel, haga clic aquí. Y efectivamente, ¡no está en venta!

¿Este artículo le ha gustado? ? Compártalo.

Reservar una entrada

Gane tiempo, compre sus entrada en línea

Horarios & Tarifas

Hoy  :
Cerrado

Tarifa  :
25.90€

Descubra la visita ascendente más espectacular de París a una tarifa máxima de 25,90€ (entrada de adulto, acceso a la cima por ascensores).