Entrada Cima - Escaleras + Ascensor

Ventajas de la entrada a la cima por las escaleras y luego en ascensor

La visita más exhaustiva
La visita más exhaustiva
Acceso a todas las plantas de la Torre
Acceso a todas las plantas de la Torre
A partir de 5,10 euros
A partir de 5,10 euros

Una gran aventura hasta la cima

Esta entrada permite subir por las escaleras hasta la 2ª planta y luego en ascensor hasta la cima. Atención: esta entrada solo puede comprarse en las taquillas, una vez en la Torre, para subir al momento (en función de la afluencia en la cima). No se puede comprar online.

Visitantes en la cima Vista subida escaleras Bar de champán

Subir por las escaleras y luego en ascensor es una aventura en sí misma. Calcule entre 2 horas y 2 horas y media para disfrutar al máximo de todas las posibilidades que ofrece esta entrada. Esta forma de llegar a la cima es también una alternativa interesante si en internet ya no quedan entradas disponibles para subir a la cima en ascensor.


Transcurso de la visita

bandera escaleras Vista interior de las escaleras Vista panel cima Terraza estival

01: Compra en taquilla

Para comprar esta entrada "combinada", tendrá que pasar por la taquilla del monumento. Una vez en la explanada, diríjase a las taquillas que venden entradas "Escaliers" (bandera azul). Una vez tenga las entradas y tras haber pasado el control de seguridad, podrá comenzar a subir los 674 escalones hasta la 2ª planta. No dude en detenerse en la 1ª planta para descansar y descubrir sus sorpresas. Una amplia terraza ambientada según la temporada y un bistró sirven de comer y de beber.

02: A pie hasta la 2ª planta

Los menos atléticos tardan entre 15 y 20 minutos en subir cada planta. Subir por dentro de la estructura metálica del monumento es una experiencia muy emocionante y le permite pararse cuándo quiera. Felicítese cuando llegue a la 2ª planta y disfrute de las bonitas vistas que se abren ante sus ojos. Puede visitar directamente la 2ª planta o bien tomar el ascensor a la cima. Quizás tenga que esperar un poco para poder tomar el ascensor: hay un segundo control de entradas para subir a la cima.

03: A la cima en un abrir y cerrar de ojos

Montar en el ascensor hasta la punto más alto de París es en sí una experiencia muy emocionante. Una vez en la cima, dos niveles, uno resguardado y otro exterior, permiten contemplar París y sus inmediaciones. Quizás le sorprenda además encontrar allí el despacho de Gustave Eiffel. Y quizás también le entren ganas de celebrar este momento tan especial con un brindis en el bar de champán.

04: Y a la bajada…

Puede detenerse en la 2ª y 1ª planta de camino abajo. Tómese su tiempo para explorar y disfrutar de las panorámicas, comer algo y comprar recuerdos. De noche, podrá contemplar la Ciudad de la Luz en todo su esplendor y disfrutar de la iluminación de la Torre Eiffel y, en especial, de las luces parpadeantes que se encienden cada hora durante 5 minutos. Un momento excepcional que recomendamos ver desde la 2ª planta. La bajada desde la cima (al igual que la subida) solo puede hacerse en ascensor, pero los más valientes pueden volver a bajar desde la 2ª planta por las escaleras o, si no, siempre está el ascensor.

También por descubrir

Visiteurs au sommet
a partir de 6,70

Entrada Cima - Ascensor

La experiencia más completa de la Torre Eiffel


Ascenseur historique
a partir de 4,30

Entrada 2ª planta - Ascensor

Una bonita experiencia en el corazón de la Torre


Tarifas

Entrada Cima con Escaleras + Ascensor

Subir escaleras
+
  • Ascensión por ascensores
  • La aventura completa por un precio máximo de 20,40 € (precio de adulto, a partir de 25 años)

    Para las entradas reducidas, podrá pedirse el justificante correspondiente a la entrada del monumento.

  • Adulto : 20,40 euros
  • Joven 12- 24 años : 10,20 euros
  • Niño 4- 11 años : 5,10 euros
  • Niño pequeño menos de 4 años : gratis

Importante:

Compra únicamente en taquilla

Entradas disponibles en la taquilla solo para un acceso inmediato, dependiendo de la afluencia en la cima.

Visita no accesible para todos

Las escaleras y la cima no son accesibles para las personas con movilidad reducida.

No hay consignas en la Torre

Esta visita no está recomendada para familias con bebés o niños pequeños en cochecitos. Además, la Torre Eiffel no cuenta con consignas.