Maurice Koechlin

Maurice Koechlin, el ingeniero sin el cual la Torre Eiffel no existiría

Jueves 5 Mayo 2022

Modificado el 05/05/22

Conozcamos al autor del anteproyecto de la Torre de 300 metros...

El francosuizo Maurice Koechlin fue uno de los más fieles ingenieros y colaboradores de Gustave Eiffel. Nacido el 8 de marzo de 1856 en Buhl, en el Alto Rin, fue contratado por la empresa Eiffel en 1879, poco después de graduarse en la escuela Polytechnicum de Zúrich. Con su profesor Karl Culmann, Maurice Koechlin descubrió la estática gráfica (un método 100 % geométrico para resolver problemas mecánicos estáticos) que le iba a ser de gran utilidad para diseñar la Torre. 

Este joven y brillante ingeniero se incorporó a la empresa con la difícil tarea de dirigir el departamento de diseño de la compañía. Cuatro meses antes de su llegada, Theophile Seyrig, antiguo colaborador de Gustave Eiffel, había dejado la dirección de este departamento debido a grandes desencuentros. Su sustituto aceptó el reto y su primera hazaña fue realizar todos los cálculos del famoso viaducto de Garabit, una magnífica estructura ferroviaria que aún puede admirarse en el departamento de Cantal, en Francia. Koechlin también participó en el diseño de la estructura de la Estatua de la Libertad junto con Auguste Bartholdi.

 

Maurice Koechlin

El autor del 1er boceto de la Torre

Koechlin trabajaba mano a mano con Emile Nouguier, otro ingeniero encargado de los estudios técnicos y montajes, que se había incorporado a la empresa tres años antes que él. En 1884, construir una torre gigante era una de las aspiraciones de la época. Surgen distintos proyectos (en granito, ladrillo…), pero ninguno acaba de materializarse. En los talleres Eiffel, en mayo de 1884, los dos compañeros de trabajo, Maurice Koechlin y Emile Nouguier, se preguntan qué pueden hacer “para hacer más atractiva” la futura Exposición Universal que iba a tener lugar en París. Tienen la idea de construir una torre muy alta, de metal, la especialidad de Eiffel. El 6 de junio de 1884, Maurice Koechlin realizó en su casa un cálculo aproximado y el primer boceto de una torre metálica de 300 metros, a la que llamó “Poste de 300 metros de alto”. 

 

Dessin Pylone Koechlin

Descargar el dibujo en alta resolución 

Este esquema se inspira directamente en los grandes pilares de los viaductos metálicos construidos por Eiffel en esta época. Aunque muy básico y poco estético, el boceto ya contenía la quintaesencia de la genialidad del diseño de la obra:  cuatro pilares, sólidas vigas unidas entre sí por viguetas de celosía que se elevan oblicuamente para encontrarse en la parte superior, la forma curva de los pilares para resistir mejor el viento...

Llega el momento de presentar el proyecto al ilustre jefe, que aunque no se deja impresionar y de primeras no acepta el proyecto, sí que permite a sus colaboradores continuar el estudio.

Gustave Eiffel finalmente convencido

Koechlin y Nouguier trabajaron con el arquitecto Stephen Sauvestre para hacer el proyecto más estético y atractivo. Tras estos cambios, el proyecto se presenta una vez más a Gustave Eiffel poco antes de ser expuesto en la Exposición de Artes Decorativas en septiembre de 1884. Eiffel finalmente queda convencido y presenta una patente a nombre de Eiffel, Nouguier y Koechlin.

Dessin brevet Eiffel

Dos años más tarde, en noviembre de 1886, el proyecto fue oficialmente adoptado para que la “Torre de 300 metros” pudiera ser construida y presentada como la sensación de la Exposición Universal de 1889. 

Maurice Koechlin fue el fiel lugarteniente de Gustave Eiffel y supervisó el diseño (¡5300 dibujos!) e infinidad de cálculos, y luego siguió de cerca las obras de cimentación y construcción del monumento entre 1887 y 1889.

Una vida dedicada a la empresa Eiffel

En 1893, tras el escándalo del Canal de Panamá, Gustave Eiffel abandonó los negocios y su empresa. La empresa Eiffel pasaría a llamarse Société de Construction de Levallois-Perret, cuya dirección asumiría Maurice Koechlin. La empresa siguió dedicándose a la fabricación de estructuras metálicas para ferrocarriles y carreteras. Incluso después de jubilarse, a finales de la década 1930, Maurice Koechlin siguió implicado en la empresa y en la vida de la Torre Eiffel como presidente del consejo de administración de Anciens établissements Eiffel (nueva denominación de la sociedad Levallois Perret a partir de 1937) y de la Torre.

¿Debería haberse llamado el monumento Torre Koechlin en lugar de Torre Eiffel? Nadie mejor que el propio interesado para responder a esta pregunta... En una entrevista concedida en 1939 a la revista La Renaissance con motivo del 50º aniversario de la Torre Eiffel, Koechlin dijo modestamente lo siguiente: “El padre indiscutible de la Torre es Eiffel [...] incansable perseverante [...] Él seguirá siendo el hombre que la hizo realidad y que con su prestigio y audacia fue capaz de convencer a los poderes públicos e imponer su proyecto”.  

Eiffel y Koechlin fueron amigos hasta la muerte de Gustave Eiffel en 1923.

Maurice Koechlin murió el 14 de enero de 1946 en Veytaux, Suiza. 

Para rendir homenaje a los dos inventores, el pasillo exterior ubicado entre los pilares sur y oeste en la 1ª planta de la Torre Eiffel ha sido rebautizado como "Rue Maurice Koechlin et Emile Nouguier".
 

Coursive Maurice Koechlin

 

¿Este artículo le ha gustado? ? Compártalo.

Reservar una entrada

Gane tiempo, compre sus entrada en línea

Horarios & Tarifas

Hoy  :
09:30 - 22:45

Tarifa  :
26.80€

Descubra la visita ascendente más espectacular de París a una tarifa máxima de 26.80€ (entrada de adulto, acceso a la cima por ascensores).