Vista desde el Trocadero

Operaciones de gran magnitud para mantener la Torre

Martes 20 Diciembre 2022

Modificado el 21/12/22

La Torre Eiffel está inmersa en la mayor campaña de mantenimiento de los últimos 40 años. A continuación, presentamos los tres principales proyectos en curso, dirigidos por SETE.

Parisinos y habitantes de Île-de-France, visitantes franceses e internacionales... todos ellos han visto desde 2018 cómo la Torre Eiffel se ha ido armando de todo tipo de instalaciones: redes, cuerdas, andamios, ascensores de obra... Y es que la Dama de Hierro, con más de 133 años, debe cuidarse para no perder su eterna belleza y juventud.


Un monumento de estas características requiere una atención y un mantenimiento constantes, pero también campañas más amplias en periodos concretos para garantizar su perdurabilidad y recibir a casi 6 millones de visitantes al año en las mejores condiciones. Estas últimas campañas de mantenimiento son si cabe más importantes porque la Torre será el centro de los focos en París durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024. 


Actualmente, el monumento está inmerso en su mayor campaña de mantenimiento en 40 años bajo la dirección de SETE (Société d’Exploitation de la Tour Eiffel), con tres proyectos de gran magnitud al mismo tiempo. Estas operaciones suponen un reto técnico y humano sin precedentes:  

 

  • 20ª campaña de pintura de la Torre;
  • renovación completa del ascensor del pilar Norte, que permite a los visitantes subir desde la planta baja a la 2ª;
  • renovación de los ascensores Duolift que llevan a los visitantes desde la 2ª planta a la cima.
     

La campaña de pintura: una obra colosal que garantiza la perpetuidad de la Torre

La Torre Eiffel es de hierro pudelado, un material que dura casi eternamente si se repinta periódicamente, dado que hay varios factores que pueden poner en peligro este metal: el óxido, la contaminación propia de una ciudad grande, excrementos de pájaros, fenómenos climáticos... Así pues, resulta esencial llevar a cabo una limpieza del monumento y, sobre todo, darle cada cierto tiempo nuevas capas de pintura de forma manual y con mucho cuidado.

Desde 1892, la Torre Eiffel se ha repintado por completo cada siete años de media, siguiendo las recomendaciones de Gustave Eiffel. 

Actualmente se le está dando la vigésima capa de pintura. El objetivo de SETE y de todas las empresas implicadas (Agence Pierre-Antoine Gatier, Jarnias, Atelier de France) es que la Torre esté lista para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024. Como todo lo que tiene que ver con este monumento, esta obra reviste un cariz mítico y destaca por ser tan inmensa como el propio monumento. Esta obra es única, por no decir histórica, por su alcance y complejidad, ya que constituye un reto técnico y humano sin precedentes. 
Antes de aplicar las distintas capas de pintura, es necesario preparar las superficies para garantizar una mejor adherencia de la pintura. 

Por primera vez en su historia, se ha decapado completamente (eliminación de las 19 capas de pintura antiguas) una parte de la estructura, a la altura del arco decorativo que da al Campo de Marte. 

Actualmente, los pintores siguen utilizando los métodos tradicionales que se empleaban en tiempos de Gustave Eiffel: la pintura de la Torre Eiffel se aplica exclusivamente de forma manual. Cualquier operación “a distancia” está prohibida, los pintores deben tener la brocha en la mano.

Antes de iniciar la campaña se llevó a cabo una reflexión sobre el color histórico de la Torre, que está protegida como Monumento Histórico desde 1964. SETE ha encomendado a la agencia Pierre-Antoine Gatier, arquitecto jefe de monumentos históricos, la gestión de esta obra y, por tanto, el estudio histórico preliminar de la pintura de la Torre Eiffel.

Tras este estudio preliminar, se eligió el nuevo color: amarillo-marrón, el mismo que lucía la Torre en 1907, cuando Gustave Eiffel supo que su Torre permanecería en el paisaje parisino; un color que resuena con las fachadas de los edificios de la ciudad. 
 

 

Renovación integral del ascensor del pilar Norte

¿Qué sería la Torre Eiffel sin sus ascensores? Estos medios de ascensión, indispensables tanto para los visitantes como para las personas que trabajan en el monumento, recorren más de 103 000 kilómetros cada año, ¡lo que equivale a dos vueltas y media alrededor de la Tierra!

Además de la conservación diaria y las operaciones de mantenimiento habitual, SETE se esfuerza constantemente por modernizar las instalaciones y adecuarlas a toda la normativa vigente. Tras la renovación del ascensor histórico del pilar Oeste –que finalizó en 2014–, ahora le toca al ascensor del Pilar Norte someterse a una renovación completa, que comenzó en otoño de 2018 y concluirá antes de 2024.  

A diferencia de los ascensores históricos de los pilares Oeste y Este, de funcionamiento hidráulico, el ascensor norte es eléctrico. No obstante, es único en su especie. Este ascensor de doble cabina, que data de 1964, realizaba 130 viajes al día , es decir, 10 000 km al año, para transportar a unas 12 000 personas, a una velocidad media de 2 metros por segundo.

El objetivo de esta modernización integral es mejorar las condiciones de recepción y ascenso de nuestros visitantes, así como mejorar y facilitar el trabajo de los equipos técnicos y recepción mediante la instalación de modernos puestos de trabajo y nuevos sistemas de control. Las operaciones, realizadas principalmente por las empresas Baudin-Châteauneuf y Eiffage Métal, afectan a todo el sistema de ascensores: cabinas, poleas, sistema de automatización, vías y contrapesos. Se van a sustituir y modernizar todos los elementos principales. Los componentes, únicos en el mundo, se han diseñado especialmente para la Torre Eiffel.  


Se trata de una obra de excepcional magnitud, pero no se interrumpirá el acceso de visitantes al monumento, ya que podrán utilizar los ascensores de los pilares Este y Oeste o la escalera del pilar Sur. 
 

 

Renovación de los ascensores que llevan a la cima 


Instalados por Otis en 1982, los ascensores Duolift han transportado a millones de visitantes en un viaje memorable y vertiginoso desde la segunda planta hasta la cima. Cada ascensor (DUO 1 y DUO 2) consta de dos cabinas que actúan como contrapesos entre sí. Cada cabina tiene una capacidad de unos 20 pasajeros, lo que permite transportar simultáneamente hasta 80 personas, tanto en subida como en bajada. A lo largo de 160 metros, los ascensores realizan el trayecto al aire libre más largo jamás recorrido por un ascensor. 


En funcionamiento casi 14 horas al día y expuestos a los embates del clima, los ascensores están sometidos a condiciones exigentes durante todo el año. Su disponibilidad y fiabilidad es esencial para garantizar la continuidad de la actividad de la Torre. Tras la primera gran modernización de los Duolift en 1998, que incluyó la revisión de la maquinaria superior, y la sustitución de la maquinaria en 2001, era necesaria una nueva revisión integral para garantizar un rendimiento óptimo.


Realizadas por Otis en colaboración con SETE entre enero de 2022 y febrero de 2024, las operaciones tienen como objetivo renovar todos los sistemas eléctricos y de seguridad, modernizar la maquinaria mediante la retirada de los antiguos generadores eléctricos y la implantación de nuevos sistemas, y mejorar el rendimiento del ascensor (nuevo control de mando). Esta renovación reducirá en su conjunto el consumo eléctrico de la instalación en casi un 50 %. Las cabinas también se han modernizado (iluminación, aire acondicionado, calefacción, pantalla, control) para ofrecer a los visitantes una experiencia aún más agradable. Los visitantes se beneficiarán de información en tiempo real sobre el ascenso (altitud, velocidad) y los ascensoristas dispondrán de un puesto de trabajo modernizado con pantalla táctil.


Al igual que las demás operaciones en curso en la Torre, estos trabajos se están llevando a cabo de tal forma que no se interrumpa el acceso de visitantes. Tienen lugar por la noche, durante el horario de cierre del monumento, y durante el periodo anual de cierre de la cima de la Torre, que va de principios de enero a principios de febrero. A partir de febrero de 2023, el ascensor DUO 1 se modernizará por completo. En febrero de 2024 será el turno del DUO 2. 
 

Vue sur l'ascenseur Duo menant au sommet

¿Este artículo le ha gustado? ? Compártalo.

Reservar una entrada

Gane tiempo, compre sus entrada en línea

Horarios & Tarifas

Hoy  :
09:30 - 23:00

Tarifa  :
28.30€

Descubra la visita ascendente más espectacular de París a una tarifa máxima de 28.30€ (entrada de adulto, acceso a la cima por ascensores).