Vue Tour Eiffel avec TSF

¿Cómo salvó la radio a la Torre?

Lunes 10 Febrero 2020

Modificado el 10/02/20

¿Lo sabía? La Torre Eiffel tenía que desmontarse al cabo de 20 años. ¡Por suerte, no fue así, sobre todo gracias a la radio! Por Bertrand Lemoine.

La Torre Eiffel se construyó en el Campo de Marte. Al finalizar la concesión de 20 años que se había otorgado a Gustave Eiffel a partir del 31 de diciembre de 1889, la Torre debía volver a manos de la Ciudad de París, propietaria del terreno. Pero ¿se habría conservado? Fue gracias a su función de antena de radio gigante que logró salvarse.

La perennidad de la Torre no estaba garantizada en el momento de su construcción. Atracción principal de la Exposición Universal de 1889, tenía que volver a ser propiedad absoluta de la ciudad de París el 1 de enero de 1910. Pero después del esplendor de 1889, el escaso éxito obtenido por la Torre en la Exposición de 1900, combinado con cierto cansancio de verla entronizada en los cielos de París, la voluntad de mantenerla más allá de esa fecha no estaba garantizada. A fin de cuentas, la ciudad de París había decidido en 1906 destruir la Galería de las Máquinas de 1889, el edificio más grande del mundo, porque no le encontraba ninguna utilidad.

Aparece la telegrafía inalámbrica

Muy pronto, consciente de la necesidad de encontrar un uso para su Torre, más allá de su función como símbolo de progreso y como evento ferial, Gustave Eiffel se esmeró desde el principio en encontrar una justificación científica para la misma. Una nueva técnica de transmisión de señales, la telegrafía inalámbrica (TSF, por sus siglas en francés), había surgido en la década de 1890, gracias a los esfuerzos combinados de varios científicos (Hertz, Marconi, Tesla, Branly, Popov, Tissot, etc.). Después de las primeras transmisiones hertzianas realizadas en 1895, las cosas se aceleraron rápidamente. 

Primera conexión por radio en 1898

Eugène Ducretet logró establecer, el 5 de noviembre de 1898, una conexión por radio en morse desde la Torre Eiffel con el Panteón, a cuatro kilómetros de distancia. Un puesto emisor se instaló entonces de forma permanente. En 1899, permitió efectuar conexiones con Londres. Las autoridades militares también se interesaron en la entonces naciente radio. Encargó al capitán de ingeniería Gustave Ferrié, un politécnico de 31 años, que realizase experimentos. Desde 1897 estuvo a cargo de la recién creada Escuela Militar de Telegrafía, publicando una obra de referencia sobre el tema en 1900 y perfeccionando en 1903 el equipo receptor. 

6.000 kilómetros de alcance desde 1908

Gustave Eiffel propuso entonces poner la Torre a su disposición y financiar la instalación en lo alto de la misma de un soporte de antena que permitiera tender un cable entre la Torre y el centro del Campo de Marte. Ferrié se instaló en una barraca al pie del pilar sur para continuar sus experimentos, rodeado de un pequeño equipo de especialistas. A partir del año siguiente logró comunicar con los fuertes del Este a 400 kilómetros de distancia, y más adelante con la base naval de Bizerte, en Túnez, y hasta a 6.000 kilómetros en 1908. En 1909, se instala una estación permanente en el Campo de Marte. El interés estratégico de la Torre quedó confirmado, lo cual permitió que la concesión de Gustave Eiffel fuese prolongada por un periodo de 70 años a partir del 1 de enero de 1910.

Vue sur la station TSF au pied de la tour Eiffel
El primer puesto de telegrafía inalámbrica de la Torre Eiffel  - © Collection tour Eiffel

Un papel decisivo en 1918

Desde entonces, la Torre continuará su función de emisora y receptora de radiodifusión. Desde allí se captarán numerosos mensajes alemanes desde la guerra de 1914. La intercepción en marzo de 1918 de un radiograma codificado, descifrado en tres días de intenso trabajo por el politécnico Georges Painvin, permitió frustrar el ataque alemán e invertir el curso de la guerra hasta la victoria final. El interés estratégico de la Torre quedó así plenamente comprobado. Seguidamente, Radio Tour Eiffel emitiría regularmente a partir de diciembre de 1921.

Sacha Guitry, Yvonne Printemps et Général Ferrié
Los inicios de la radio: Sacha Guitry, Yvonne Printemps y el general Ferrié. - © Collection tour Eiffel

 

Bertrand Lemoine es arquitecto ingeniero e historiador. Ha sido director de investigación en el CNRS y director general del Taller Internacional del Gran París. Es un especialista reconocido internacionalmente de la historia y actualidad de la arquitectura, la construcción, la ciudad y el patrimonio en los siglos XIX y XX, especialmente de París, el Gran París y la Torre Eiffel. Es autor de 43 obras y de varios cientos de artículos sobre estos temas. Actualmente, es asesor sobre cuestiones arquitectónicas, urbanas, digitales y energéticas.

Portrait de Bertrand Lemoine

¿Este artículo le ha gustado? ? Compártalo.

Reservar una entrada

Gane tiempo, compre sus entrada en línea

Horarios & Tarifas

Hoy  :
Cerrado

Tarifa  :
25.90€

Descubra la visita ascendente más espectacular de París a una tarifa máxima de 25,50€ (entrada de adulto, acceso a la cima por ascensores).