Structure tour Eiffel

¿Quién vendió la torre Eiffel?

Miércoles 3 Febrero 2021

Modificado el 03/02/21

Desde sus primeros años, la Torre Eiffel fue objeto de las codicias más extravagantes, ¡llegando incluso a inspirar a un estafador que no vaciló en venderla!

Autor de numerosas estafas en Francia y Estados Unidos, Victor Lustig no dudaba en dedicarse a las estafas más ambiciosas. ¡Una de ellas incluso tenía a la Torre como objetivo! Digna de un guion de película, conozca todo sobre esta historia rocambolesca, pero verídica.

La elaboración de un plan infalible

A mediados de la década de 1920, la torre Eiffel acababa de perder a su principal protector y promotor: Gustave Eiffel, fallecido en 1923.  Al enterarse en la prensa de la salud financiera menos floreciente de la explotación del monumento debido al costoso mantenimiento y un descenso en la asistencia, Lustig desarrolla un escenario casi «plausible» según el cual el propietario de la Torre, es decir, la Ciudad de París, se propondría cerrar y desmantelar la Torre y, por tanto, poner en venta todo su hierro.

¡Naturalmente, nada más lejos de la realidad! En la década de 1910, Gustave Eiffel tenía garantizada la durabilidad de la Torre, no solo por su estatus icónico desde la Exposición Universal de 1889, sino también por sus funciones estratégicas como transmisor y receptor de radio.

Una subasta bastante peculiar

Su plan fue elaborado a la perfección: se hizo pasar por un alto funcionario parisino, llegando incluso a fabricar cartas oficiales falsas para contactar con empresas de chatarrería para concertar una reunión. 

El comerciante de chatarra André Poisson mordió el anzuelo y se presentó a una subasta con otros compradores potenciales, quienes en realidad eran cómplices de Lustig. ¡Pensaba que estaba comprando las 7300 toneladas de hierro de la Torre por una suma desconocida! Y no se dio cuenta de que lo habían timado hasta que fue demasiado tarde, una vez cobrado el dinero. Avergonzado, el comprador no denunció a su estafador, el cual había huido a Austria.

Algún tiempo después, Lustig intentó nuevamente vender la Torre, pero esta vez sin éxito. Lo cual le obligó a volver a salir de Francia. Exiliado en Estados Unidos, continuó con sus fechorías con decenas de víctimas, antes de ser arrestado y encarcelado en 1935. Murió en 1947 en la famosa prisión federal de Alcatraz.

Seguir leyendo: aquí le explicamos a quién pertenece realmente a la Torre desde su nacimiento.
 

 

¿Este artículo le ha gustado? ? Compártalo.

Reservar una entrada

Gane tiempo, compre sus entrada en línea

Horarios & Tarifas

Hoy  :
09:30 - 17:30

Tarifa  :
26.10€

Descubra la visita ascendente más espectacular de París a una tarifa máxima de 25,90€ (entrada de adulto, acceso a la cima por ascensores).